Dibujo·poesía

No se cierran los ojos

No se cierran los ojos.
El pensamiento, lleno de telarañas,
no permite que el sueño se me acerque.
Diminutos insectos corretean
sin rumbo en mi cabeza.
Llevan y traen recuerdos
y dejan en la frente ideas equivocadas,
que los aciertos
-ya hace rato-
se quedaron dormidos.
Los párpados me pesan sin rendirse.
Aletean como dos mariposas
queriendo echar el vuelo
desde el corcho sobre el que están clavadas.
Se ahuyenta mi descanso,
porque al cerrar los ojos
regresa ese trasiego de artrópodos mentales,
cada uno caminando sin destino aparente
con el único objeto
de enmarañarme el juicio y la consciencia.

IMG_1082

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s