poesía

La perfecta

La perfecta sonrisa,
la piel despreocupada y siempre dulce.
Si me rompo por dentro no lo digo
para no molestar.
Para no oscurecerme.
Para que nadie piense
que debe recogerme los pedazos.
La canción en los labios
y la pena debajo de la blusa
para que no se note
que hoy tengo hueco el pecho.
Quiero gritarlo porque me estoy ahogando!
Pero me asusta hacerlo.
Tengo aquí la palabra adecuada,
el halago, el abrazo que nutre.
La soledad me pesa
y sigo dando aunque hoy no tenga nada.
Las niñas buenas callan.
Las mujeres son fuertes.
Es mi vitalidad lo que reluce.
Aunque por dentro, a veces,
la tristeza me oxida las bisagras.
Hoy me siento rabiosa.
Y triste.
Y asustada.
Por todos los motivos y ninguno.
No tengo a quien decirle lo mucho que me duele.
Y las lágrimas salen cerrando mi garganta
con una garra enorme.
La nostalgia me inunda
y me hundo
como Artax.

IMG_1117

4 comentarios sobre “La perfecta

    1. Es cierto, existen esas personas. Pero mi coraza tiene el grosor de los años. Me encantaría deshacerme de ella pero ha echado raíces en mi piel. Lo intento, no obstante. Y con suerte me encontraré algún traspasador de corazas que me ayude en la labor.
      Gracias por leer y comentar.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s