poesía

El trastero

IMG_1371.JPG

Me tienta abrir de nuevo la puerta del trastero,
bajar las escaleras
y acurrucarme al fondo,
al lado de los cuadros que no quise ver puestos,
cubierta con la ropa
que dejó de servirme.
Apagaría la luz y cerraría los ojos,
abrazaría mi cuerpo
para intentar cuidarme.
Sacaría de la mente todos los pensamientos.
Borraría de mi piel
todas las sensaciones.
Me quedaría hibernando aunque afuera es verano,
suspendida en el aire
como mota de polvo.
Como nota de música hundida en el silencio,
me quedaría callada,
escuchando el vacío.
Así, como otro trasto fútil e inanimado,
que el polvo me cubriera
y entrasen las termitas
a comerme despacio, perforando mis huesos,
haciendo caminitos
que ahuequen mis entrañas.
Para pasar el tiempo,
deshacer el ovillo.
Encoger el abismo abierto en mis contornos.
Sumergirme en la nada liberará mis llamas
y así quizás encuentre,
de nuevo,
mi sustancia.

“Empty Shelf, Closed Door” by Mark Turnauckas is licensed under CC BY 2.0

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s