poesía

Múltiple

Pongo un pie en la escalera
y el otro en el pantano.
Un ojo en lo inmediato,
el otro vuelto atrás.
La cabeza me habla
en idiomas distintos.
Estoy partida en dos.

El sol hoy no calienta,
la luna es amarilla.
De nuevo la poesía
se sienta en el sillón
que ayer era tu sitio.
Yo espero.
Espero.
Aún no.

Aún no llega un minuto
que se crea el adecuado.
Aún no tengo el permiso
para unir mis pedazos.
Espero un poco más
con ellos en las manos,
vibrando.
Y yo los cuido
porque me sé ahí.

Conozco lo que cuenta
cada uno de mis trozos
y en todos me reflejo
con un párpado hinchado,
con un diente de menos,
con los puños rasgados…
Soy dura contrincante
y no puedo vencerme.
Así que negocié
la espera de un futuro.
De sólo un mañana.
Único.
Indivisible.
Entero.
Nuestro mínimo común denominador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s