poesía

La luz amanecida

La luz amanecida bosqueja nuestras formas 

sobre una cama blanca,

con la tinta que vierte la noche más oscura. 

Se derrama un destello en cada poro, 

como gotas de sol

que forman sobre el cuerpo 

leves charcos

brillantes. 

Y debajo, las sombras

se cuidan del reflejo que viene a despertarlas,

ansiosas por quedarse debajo de nosotros

durmiendo la resaca

de este amor incendiado, 

astral, 

que nos inflama. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s