poesía

Esos deseos

Hay quien pide deseos

como si recitara

la lista de la compra,

rogándole a las ánimas benditas

una bolsa de plástico

y el ticket.

Esos deseos se guardan en nevera

para que no caduquen.

Así podrán pedirse eternamente.

Si deciden cumplirlos,

será normal que algunos

puedan tener un gusto ligeramente ácido.

Nada que no se arregle

con un poco de azúcar.

Un día querrán comerse

un par de esos ovales deseos almacenados.

Calentarán aceite

a fuego medio como sus pasiones.

Chocarán el deseo con el borde del plato

hasta romper la cáscara.

Entonces podrán ver con cara de sorpresa

que a su deseo

ahí dentro

le salieron plumas.

Y ante sus ojos echará a volar.

.

“South Bend tiene huevos. #chicken #egg” by Bruno Sanchez-Andrade Nuño is licensed under CC BY 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s