poesía

Naturaleza nuestra

Dices hoy que tu estado natural es a mi lado

y yo, con afán de abrazar mi propia desnudez

desearía corregir la suerte antinatura

que vivimos,

siempre girando el tiempo

hasta encontrarnos, siempre 

temiendo algún momento equivocado, 

siempre pensando lo que vendrá después y planeando

para calentar un poco las ausencias. 

Dices que me guardas el lado de la cama 

cuando estás en la tuya

sin mi. 

Y yo te busco en sueños

extendiendo las manos más allá de mi cuerpo

y no te toco. 

Te veo con tu mochila

llegar e irte, 

un día mas. 

Y callo. 

Intento dejar de preguntarme por los impedimentos.  

Aquí te hice tu hueco. 

En mi cuerpo. 

En mi casa. 

En mi vida. 

Ahondado con mis manos. 

No fue fácil ir derramando sueños.  

Aquí guardo tu sitio

y puedes ocuparlo cuando quieras. 

Mientras, nos seguirá costando ser

en contra de esta naturaleza nuestra. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s