poesía

Tengo una incisión profunda,

delgada

como una hebra,

ardiendo entre las costillas.

De sus bordes imbricados

mi dulcedumbre se escapa

con un escozor

sin nombre.

Tengo las caderas huecas

como los árboles muertos.

2 comentarios sobre “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s