poesía

Me limo las aristas por no herirte.

Me freno.

Me retengo.

Me concentro

en un punto infinito que me contiene entera

y que escondo profundo en mi oquedad.

.

Abrillanto la voz encallecida.

Escojo las palabras.

Las modelo

de acuerdo a lo oportuno.

Las absuelvo

-si escaparon desnudas e insolentes-

detrás de una sonrisa

de un sonrojo

de ese malentendido sin asiento en mi boca.

Y con un crujir mudo, las disculpo.

.

Un velo en las pestañas

oculta los rencores.

Las córneas

son espejos

que reflejan

la luz.

.

Acato tu verdad y así me saldo.

La mía reposa dentro desposeída,

quieta.

Ya no tiene mordaza.

Aprendió

que es mejor guardar silencio.

.

“Shout” by Garry Knightis licensed under CC BY 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s