poesía

Oxígeno

Ando bebiendo de tu aire,

bebiéndolo a bocanadas.

Lo robo sin que pase por tus labios.

Te dejo algunas gotas,

oxígeno en jirones

que alcanza tu nariz

extenuado.

Esta respiración nos ahogará

cuando se nos consuma la burbuja

que atesoramos

debajo de la colcha.

Iré a abrir las ventanas.

Que el viento gélido

caliente mis pulmones.

“Danger: Oxygen” by Jason Eppink is licensed under CC BY 2.0

poesía

Para ponerme a salvo

Para ponerme a salvo

debo dejar atrás el limonero,

aquel que consolara los ojos de la Ninfa

oscura por tu ausencia.

Hoy lo abandonaré

huyendo de tu alcance

aunque el olor a azahar viene conmigo.

Crecerá sin mis manos

y regará su sombra sobre otros.

Tal vez ellos no sepan

descifrar los matices de sus hojas.

Tal vez me eche de menos.

Tal vez nadie

le acerque la nariz cuando florezca.

Solo serán los daños marginales.

Para decir adiós al aire apelmazado

despegaré tus huellas de mi cuerpo,

el engrudo reseco que dejó tu caricia,

la gasa transparente de la desilusión.

Te esconderé las botas,

apagaré las luces

y conseguiré a tientas la salida.

En el suelo, la presa que me pides

para que te deleites con sus huesos

mientras corro a ocultarme

porque adivino el tajo de tus dientes.

Para ponerme a salvo

he de olvidar el nombre de la calle,

el número que ciñe

mi párvulo universo,

el código postal que me somete

a un círculo cerrado de mañanas.

Para ponerme a salvo

refundaré mi hogar sobre mis piernas.

poesía

Tengo una incisión profunda,

delgada

como una hebra,

ardiendo entre las costillas.

De sus bordes imbricados

mi dulcedumbre se escapa

con un escozor

sin nombre.

Tengo las caderas huecas

como los árboles muertos.

poesía

Arrasa

Comparece piadoso el tornado y arrasa

con sus giros lo bello y lo sucio y lo superfluo.

Aquello que no vive arraigado a la esencia

se va desintegrando.

Y después, el vacío.

Ahora silba el silencio que sigue al cataclismo

Ahora llega el deleite de contemplar las ruinas.

Ahora que ya no queda de pie más que lo cierto

nos sentimos ligeros

porque aún estamos vivos.

“Twister” by ccarlstead is licensed under CC BY 2.0

poesía

Flor y futuro

Parada en la cintura de mi vida,

como un péndulo en trágico equilibrio

sobre la fina punta

del pulgar.

.

Inmóvil

en la rara equidistancia,

cuando la primavera inmarcesible

se ha quedado desnuda

y me mira

culpable

en el espejo.

.

No quiero preguntarle dónde dejó las flores

porque ya no me importa.

.

Como un funambulista sobre el hilo incendiado

dejé atrás las ciudades y los días

en esa marcha ciega

hacia un futuro

que siempre estaba lejos.

.

Hoy quiero detenerme.

Yo soy flor y futuro.

He llegado hasta mi propio centro.

Desde aquí

parten todos los caminos.

.

“pendulum watch” by photomp is licensed under CC BY-NC-ND 3.0

poesía

Se me olvidó mi vida

Se me olvidó mi vida

o la confundo

con una pajarera de colores

donde seguramente volara desbocada

como las demás aves

tras las rejas de hierro.

.

A veces la recuerdo fugazmente

cuando toco las manos de mi hijo;

cuando su piel templada me retorna

a la espalda apacible del bebé

que ya no será nunca.

.

Se me olvidaron años

a pesar de las fotos de familia.

Y miro aquellos ojos cargados de distancia,

y miro aquella ropa y recupero

un destello bordado en hilo blanco

sobre la gasa azul de mi vestido.

Doy vueltas y aletea

la puntilla infantil

del borde de la falda.

.

Se me olvidó mi vida, si regresa

es solo un parpadeo deslumbrado

que me descubre ciega de presente.

.

Y sé que sigue el agua su camino

porque escucho de pronto

una voz que me canta

al intentar dormirme.

Y me caigo otra vez en la reguera

del molino agostado.

.

Olvidé tantas cosas.

Las rodillas

tachonadas de costras relucientes.

Aquel beso encogido que iniciaba el futuro.

La pared amarilla de mi primer hogar.

Se me olvidó mi vida.

.

He de recuperarla

para saber de quien son estas manos.

He de recuperarla antes de que sea tarde

y la vejez me nuble

y mi frente contenga un castillo de espejos;

antes de retirarme al último cobijo

detrás de una mirada cristalina,

remota,

para llevar conmigo todo aquello que soy

y no vagar a oscuras

en la líquida ausencia.

.

“Memory-of-strings©FlorentAceto02” by Club Photo Lyon2is licensed under CC BY 2.0

poesía

En el mar de mis ojos

No hay barcos en mis ojos

solo el agua de un mar embravecido

solo rizada espuma

cresta rabiosa

que choca con los párpados

y vuelve en su resaca inagotable.

.

No hay faros ni nereidas en mis ojos

ni corales que adornen mis pestañas.

Solo un pecio reposa en lo profundo

roído por las corrientes

como el testigo yermo de un fracaso.

.

La luna no se mira en los espejos rotos

ni mis trizas pretenden alcanzarla.

Pero sigo saltando

testaruda

rompiéndome en las rocas cada vez,

sin más afán que el grito.

Bajo el peso del agua

solo existe

un esférico silencio.

.

“Bridge wing” by marv4martis licensed under CC BY 2.0